¿Y, qué es el amor?…

Me detuve a ver lo que había detrás de esta pregunta ¿y qué es el amor? Simplemente veo un ícono de identificación y no es precisamente un corazón y si lo fuera no sería rojo más bien  sería morado porque es mi color favorito, pero no,  el icono es una cruz, la cruz de Cristo que me ama sin medida, de un hombre libre que toma una decisión de vida por mí, se entregó sin culpa,  muy probablemente  mi vida no me alcance para poder comprender esto pero espero si me alcance para poderlo hacer experiencia.

Y entonces descubro que el amor es una decisión, una forma de vivir que implica renunciar, sí renuncia, esa acción nos lleva a desistir y abandonar cosas valiosas simplemente por el Amor a otra persona, justo como lo hizo Jesús por mí. Es esa renuncia a algo para ganar la experiencia pura de amar, no es solo decir te amo, es más bien un continuo permanecer en los momentos de alegría y también en los de dolor, en las luchas y los triunfos; el amor es la razón que me impulsa desde dentro para hacer cosas que nunca imagine hacer, para acoger a las personas muy a pesar de su forma de ser, de su forma de actuar o de su forma de pensar sin juzgarlas  más bien mirándolas  solo como Él las miraría con compasión, sin prejuicios, saliendo de mis propias comodidades para tener un verdadero “encuentro” con mi hermano.

Hay una partecita de la biblia que dice que el amor todo lo perdona, todo lo cree y todo lo espera y es desde esa esperanza que también bien yo puedo perdonar, esperar y creer,  pero creer con fe para transformar lo que veo y mirarlo con amor.

Y me pregunto ¿Que es el amor? y me respondo el amor es Cristo pero no lo sé definir exactamente más bien quisiera vivir en amor para no tener que explicarlo sino que los demás descubran en mi ese amor que nace del hombre que un día puso su mirada en mí y me invito a seguir su proyecto precisamente un proyecto de AMOR y de servicio alegre, esperanzador y reconfortante.

Esto es lo que respondería no sé si exactamente pero es lo que salió de mi corazón y sobre todo es lo que creo; gracias por preguntar creo que me ayudo detenerme un poco a pensarlo y al escribirlo me emocione.

Hna. Liliana Ríos Arreola

 

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Aline González dice:

    Que bello, me suena a San Ignacio de Loyola… “El amor se ha de poner más en las obras que en las palabras”… Saludos 😀

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s